UNA TRISTE HISTORIA DE AMOR

 
Ya antes había hablado acerca de la llegada de dos nuevos inquilinos a la pecera que se encuentra en mi escritorio. Esos dos pececitos cebra transgénicos de color naranja y cuyo color se atribuía a que expresaban el gen de un coral anaranjado. Esos pececitos para quienes creo que todos los integrantes del laboratorio ya habían creado cierto aprecio. Pues hoy sucedió algo que conmocionó a todo el lab, resulta que encontraron a esos dos pececitos muertos. Uno dentro de la pecera y otro fuera de ella. Eso me llevó a la creación de dos hipótesis acerca de lo sucedido.

La primer hipótesis es la siguiente:

El pececito que se encontró fuera de la pecera estaba saltando de alegría, demostrandole su amor al otro, pero en una de esas se apendejó y saltó fuera. El otro, en su desesperación e impotencia de ver morir a su parejita, sufrió un infarto fulminante, terminandosé así esa intensa historia de amor.

La segunda hipótesis es la siguiente…..

 
Para leer completo, click aquí.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a UNA TRISTE HISTORIA DE AMOR

  1. M. en C. Guadalupe dijo:

     
    Yo estuve presente cuando levantaron los cuerpos, un suceso verdaderamente terrible, impactante.

  2. Jair dijo:

    Jajaja, me imagino, esos pececitos ya se habían vuelto parte de la familia del lab…Pero el consuelo es que ahora están en el paraíso de peces juntos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s