ESTA VEZ NO GANAMOS

 
Recuerdo que hace ya algunas décadas había un niño al que las lesiones y el dolor no le eran un obstáculo para tratar de ganar una competencia. Recuerdo que alguna vez jugando futbol lo lesionaron y le astillaron un hueso del tobillo, y a pesar del dolor, él siguió jugando por puro orgullo, porque pensaba que en cada competencia debía darlo todo, que cada triunfo era reafirmarse y seguir vivo y que cada derrota era tan intensa como el morir. Recuerdo que ese mismo niño tiempo después se rompió la naríz jugando tochito, al arrojarse y chocar con un jugador del equipo contrario, tratando de ganar un balón, y aún estando así, se levantó teniendo como único pensamiento ganar ese juego. Esas dos ocasiones dió todo de si, logrando anotar algunos goles en el partido de futbol y logrando algunas anotaciones en el partido de tochito, sintiendo que hizo bien las cosas porque su equipo en ambas ocasiones logró la victoria…

Hace unos días…

 
Leer completo, click aquí.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s